The New Raemon es el nombre artístico de Ramón Rodríguez, un músico catalán (Barcelona, 1976) que comenzó su carrera en el grupo de culto Madee (inicialmente llamados Madison),  con el que edita Song from Cydonia (2002), Un disco del que B-Core, la discográfica que co-edita el disco (y los que estaban por venir), dice lo siguiente:

“En ocasiones un grupo llama a tu puerta con un simple CD, sin demasiadas pretensiones, y al escucharlo uno se queda absolutamente prendado de la belleza de sus composiciones. Porque el buen gusto emana de cada ritmo pausado, de esas atmósferas etéreas, de cada preciosa melodía. Una voz encantadora, una base rítmica hipnótica y unas guitarras elegantes y elocuentes: canciones desde la cara oculta de Marte.”

The New Raemon

En 2008 Ramón decide empezar su carrera en solitario bajo el apodo de The New Raemon, publicando su primer disco A propósito de Garfunkel, la primera vez que Ramón utiliza el castellano para dar forma a su discurso. Este LP tiene muy buena acogida en el panorama musical español. Tras este disco, Ramón arranca una prolífica carrera en la que ha publicado la friolera de 16 discos, destacando sobradamente el publicado junto a Francisco Nixon & Ricardo Vicente, El Problema De Los Tres Cuerpos (Cydonia/Playas De Normandía, 2011) y el aclamado disco que hace un par de años escribió a cuatro manos junto al líder de Mcenroe, Ricardo Lezón y que llevaba el título de Lluvia y Truenos (Subterfuge, 2016).

Su último trabajo, Una Canción De Cuna Entre Tempestades (BMG, 2018), estuvo presente en las listas de los mejores álbumes del año. Y aunque en este 2019 ya ha visto  la luz un nuevo disco, El miedo que nos ronda, en el que rescata Caras B y ensayos, Ramón llega a Madrid (Sala Galileo Galilei) este próximo miércoles para, acompañado al completo de su banda, repasar lo mejor de su extensa trayectoria y prometer un set eléctrico por todo lo alto.

Ramón, como Ricardo (McEnroe) es de esos hombres que cantan triste y en realidad es un sabio trovador que sabe reírse de todo y de si mismo con una gracia contrastada.