Sidecars - Ruido de Fondo

Ruido de Fondo es el sexto álbum de Sidecars y llega tras el éxito de su anterior álbum. Repiten con Nigel Walker como productor completando un repertorio lleno de energía y con canciones imperdurables para su futuro más inmediato.

El álbum se compone de once historias que emanan nostalgia, fuerza y sensibilidad. El disco arranca con «Mundo Imperfecto», su primer single. Un tema en el que, durante los tres minutos que dura, notamos la marca Sidecars.

Bienvenida a este mundo imperfecto

Tras conquistarnos, sin solución de continuidad, empieza «Garabatos», un tema en el que notamos la mano de Leiva, el hermano de Juancho. Un golpe de aire fresco en estos tiempos complicados que vivimos, y que nos habla de no rendirnos ante inseguridades.

Espera mi señal y sigue caminando por el cable cuando notes que ha pasado el temporal

El siguiente salto es para «Galaxia», un tema con ese buenrollito muy Calamaro con mensaje positivo al fin y al cabo.

«Detrás de los focos» tiene una letra en primera persona y que habla de aquellas personas que están siempre ahí y que muchas veces no se ven. Es el preludio de «Noche en calma», una canción que, para los chicos de Sidecars, es la más sorprendente del disco. Se trata de una nana escrita a una persona adulta que no puede dormir. Es un tema sensible y tierno, sin estridencias, honesto.

Si se hace tarde y te asusta el ruido, o hay sombras en el pasillo, si el viento azota tu ventana, puedo trasnochar contigo

Con «Golpe de suerte» llegamos a la mitad del disco sin habernos dado cuenta, y de repente nos vemos ante un tema nostálgico, en el que de nuevo, encontramos ese toque al que nos tienen acostumbrados. Y en este juego de sensaciones, entramos al «Looping star», un tema que, con cada segundo que pasa, gana fuerza.

«Quien Sabe» es una balada a dos voces realizada con Angie Sánchez. Un tema minimalista, puede que el más indie del disco.

No me importa tanto si salto sin cuerda, sin red

Y a continuación, «Ruido de fondo», el tema que titula el disco tiene un punto más rocanrolero que sus hermanas, para mí, un tema mucho más completo, llegándome a recordar a ese Bunbury rockero . ya llegando al final del disco nos encontramos con «Noches de guardia». Tema que mantiene ese buen rollo que nos ha dejado el tema anterior,y que a su vez nos preapara para  «Voyeur»,  último tema del disco, y que nos deja con esas ganas de volver a escuchar el disco y que destrona a «Ruido de Fondo» como la canción con más rock and roll del disco. En definitiva, un final perfecto para un disco completo que nos lleva desde la nostalgia de los primeros temas a la guitarra de estos últimos. Curiosamente, el tempo del disco sube a partir de La noche en calma, el tema más tranquilo de todo el disco.

Soy un Voyeur del presente desde la puerta de atrás