El calor de la tarde del viernes impacientaba a los asistentes que esperaban a Don Patricio, el primer artista en abrir la segunda edición del Share Festival en Poble Español de Barcelona.

A ritmo de contando lunares, el canario, dio paso a Lola Indigo y su equipo de Bailarinas profesionales vestidas de lo más sensual que hicieron temblar Poble Español con los saltos del público, cantando “Yo ya no quiero na’”.

El show de la de Madrid combinó bailes y efectos lumínicos a medida que la tarde avanzaba delante de un público entusiasmado por el gran cartel conseguido en esta edición del Festival.

La tercera del cartel fue la californiana Becky G que, vestida con un vestido rosa eléctrico, canto algunos de sus temas más exitosos como Sin Pijama o Mayores y que seguro que vuelven a sonar este verano en todas las discotecas.Tras Becky G, y después de 40 minutos de descanso, C Tangana, apareció dando saltos con los cañones de humo a tope a ritmo de Caballo Ganador. El madrileño ofreció un espectáculo lleno de energía donde no faltaron sus temas más consolidados como Veneno, Mala Mujer o Llorando en la limo o sus singles más recientes como es el caso de Para Repartir o Ontas?.

Pasada la media noche llegaba el espectáculo de Brodas Bros, los bailarines barceloneses hicieron de preludio a un Luc Loren que cerró la primera noche del Share haciendo de DJ y acompañado por sus bailarinas.

La segunda jornada del festival empezaba a las 7:30 con un Rayden que contagió su emoción a todos los asistentes a pesar de las altas temperaturas que sufría la ciudad condal. No faltaron canciones como Caza de Pañuelos, Haz de luz o Habla bajito. 

El barcelonés Nil Moliner, que tanto está sonando este verano, fue el siguiente de la tarde. Nil y su banda de guitarristas hicieron temblar Poble Espanyol con Hijos de la Tierra y emocionar con Soldadito de hierro. Nil, además, tenía un par de sorpresas preparadas, como su solo de trompeta o cuando sus músicos bajaran del escenario para tocar en medio del público, que quedó agradecidísimo por la entrega que demostró el de Sant Feliu.

Tras Nil, viajamos a Isla Morenita con Carlos Sadness, uno de los artistas más activos en la actualidad en el ámbito musical español, jugaba en casa tras llegar de su gira por Mexico, apostó por los temas de su último LP, Diferentes tipos de Luz. Carlos, vestido con un blazer de flores, eligió empezar su espectáculo retrocediendo al siglo XVI con el tema Sebastián Bach. Sentimos el calor de sus Volcanes dormidos, aprendimos física moderna y nos confesó el amor de Miranda, con su Te quiero un poco.

Fue Alfred Garcia, el exOt se encargó de cerrar esta segunda edición del Share Festival por todo lo alto. Decidió empezar su concierto suave, tocando La Ciudad y Desde la Tierra hasta Marte con un piano de cola con una tenue iluminación, ideal para la situación.

El del Prat, que tenía preparadas varias sorpresas, fue aumentando el dinamismo de su concierto con canciones como Londres o Que nos sigan las luces, donde Nil Moliner le acompañó.

También se animaron Rayden y Carlos Sadness a cantar con Alfred, lo que supuso un regalo para el público, ya que en pocas ocasiones coinciden artistas tan aclamados en el panorama pop actual en un mismo escenario.

Además tenemos que decir que el Share Festival, fue todo un éxito además de a nivel musical, a nivel social ya que el fin del festival era solidario y consiguió cerrar con 9.000 asistentes y más de 40.000 acciones solidarias realizadas.