Els Jovems Deleste 2018

Deleste 2018 suponía un reto para sus organizadores. El cambio de ubicación y parte del formato de los conciertos eran las novedades de la séptima edición del festival. Unas 1,700 personas respaldaron el acierto.

A las 11:30h comenzaba a llegar gente a las puertas del Palau de la Música, nuevo emplazamiento de Deleste. Hora en que Fuego Amigo inauguraba la jornada. La lluvia que nos acompañó a lo largo de la semana, respetó el evento con tímidas apariciones.

Los conciertos de dividieron en dos espacios. Un escenario es los Jardines del Palau de la Música, con una cabina para dj’s que amenizaban las esperas entre conciertos y la Sala Iturbi como escenario indoor por el que pasaron La Bien Querida, Sr. Chinarro y Los Planetas el gran reclamo del sábado.

La Bien Querida en Deleste 2018

Hasta aquí la parte formal de la crónica. Voy a contaros como viví mi primera edición de Deleste. Me ha sorprendido gratamente comprobar que existen los festivales puramente indies. Hubo una buena variedad de géneros como folk, pop, rock, electrónica y música experimental.

El público es diferente, más mayor y con unas inquietudes musicales muy diferentes a lo que se ofrece durante el circuito de festivales. No es que en esos festivales no actúen grupos como los que han participado en Deleste. Cruzar con La Bien Querida o Los Plantas es fácil. Pero poca visibilidad se da a grupos como Els Jovems, Wind Atlas, Los Invaders o El Petit de Cal Eric,  en ellos.

Wind Atlas Deleste 2018

No conocí a Deleste en La Rambleta, imagino que no son ubicaciones comparables. Solo puedo decir que me gusta la idea de celebrar un día como el del sábado en el Palau de la Música. Abrir espacios emblemáticos, ligados a una determinada imagen, a todos los públicos y estilos de música.

Al mismo tiempo me dio la impresión de que los jardines se quedaban pequeños. La Sala Iturbi se convertía en un espacio frío dependiendo del concierto. Comprendo que La Bien Querida, Sr. Chinarro, Los Planetas y El Petit de Cal Eric no tienen el mismo público, pero me faltó un poco más de entrega.

La Bien Querida estuvo magnífica consiguiendo meternos en un atmósfera llena de emociones. Llevar a más de 1.000 personas hasta la intimidad de una voz vestida por una guitarra solo le corresponde a unos pocos artistas con algo especial.

Con Los Planetas la Sala Iturbi no fue un espacio frío ni el público estuvo poco entregado. Las ganas de disfrutar se hacían eco con cada uno de los temas del álbum “Una Semana en el Motor de un Atobús”.  Un veinte cumpleaños que Jota ha decidido celebrar de un modo diferente, al que poco estamos acostumbrados, acompañado de un quinteto de cuerda y un pianista. El resultado espectacular.

La guinda final a Deleste 2018 corrió a cargo de The Basement. Mi impresión sobre Deleste es se trata de algo más que un festival. Es una forma de entender la música, de disfrutarla, incluso es una forma de entender la vida. Un evento donde volver a repetir.