entrevista a Marcos y Molduras

Comenzar un proyecto es ilusionante, hacerlo en pareja lo multiplica. Esta es la decisión que tomaron Marcos y Molduras cuando una tarde recuperaron una nota del móvil con una letra que Marta compuso hace un par de veranos. Aquella vieja composición, se convertiría, tiempo después, en su primer single ˋPeor sería matar´ compuesto por los temas la de Amor  y la de Navidad.

Al leer el título surge una pregunta del single ¿por qué? Marta me explicaba «sabemos que no está genial pero hay cosas peores». Lejos de ser esta afirmación una realidad, la vergüenza y la inseguridad de los comienzos, casi, les llevó a pedir perdón por atreverse a mostrar su música al mundo. Pero no penséis que Marcos y Marta (Marcos y Molduras) llegan a la música de la nada. Marcos tuvo sus grupos en la adolescencia y Marta viene de una familia aficionada a ella.

entrevistando a Marcos y MoldurasCuando se sentaron en la Taberna de Tirso de Molina me transmitieron libertad y normalidad, un atributo un tanto denostado pero que encierra un poder extraordinario, expondré mis motivos. Hablan, y componen, con la libertad de quien se divierte con su afición en común. Rotundamente afirman que si llega el día en que la música deje de divertirles no seguirán recorriendo el camino.

Normalidad porque son la parte opuesta al ideal de amor romántico al que nos someten los medios de comunicación. Ahí es donde reside el poder de su proyecto. “Los grupos son para los solteros y a primera vista da pereza hablar de las relaciones de pareja que van bien” (…) “nosotros en las canciones decimos la verdad y para quien tenga parece puede ser la hostia”. aclara Marcos.

Rompen con el molde del canto perenne al desamor, planteando sus letras desde otra perspectiva. Desde las vivencias diarias como el aumento de peso al convivir en pareja, tema tabú en los tiempos de la perfección extrema. Aunque no será este el único tema sobre el que nos canten, sus amigos y proyectos de futuro también les sirven de inspiración.

Son un dúo que forma un bloque sólido, lo que ahora nos gusta llamar un equipo. Trabajan juntos en la composición de los temas, a la vez que cada uno coge las riendas de la parte que domina, Marta las letras y Marcos las melodías.

Confiesan que están en la etapa de explorar cuál será su sonido.Encontrar un sello propio no es un trabajo fácil, en una escena musical en la que según nos comenta Marcos “parece que sale un grupo y siguen una línea, una estética, un sonido”. Ellos apuestan por la evolución constante, ligada al crecimiento y la aparición de inquietudes, sacando de su camino los “qué dirán”.

Les comparan con otra bandas como los Axolotes Mexicanos, Cariño o Carolina Durante y ellos encantados, porque no siempre las comparaciones son odiosas. Menos cuando se tiene la oportunidad de trabajar con Juan Pedrayes, componente de Carolina Durante y Axolotes Mexicanos.

Hasta la publicación de su álbum de debut habrá cambios, los propios de las fluctuaciones de la vida. Mientras disfrutamos de su último estreno la de Parks. Si seguirán haciendo “la de…” o le darán la vuelta será una incógnita que nos desvele el tiempo. De las certezas que me dejaron, en la hora que compartí con ellos, me quedo con que la naturalidad es el arma más poderosa para abanderar un proyecto. ¡Qué llegue ya el 2020!