Reseña Superclena Vol. I y Vol. II de The Marias

El segundo álbum de The Marias se acerca. El adelanto, el pasado mes de marzo, de “Jupiter” y “Hold It Together” les pone en el punto de mirar y nos hace soñar con su soul psicodélico entremezclado con jazz latino y sofisticados tintes pop. A colación de este segundo adelanto – “Jupiter” – rescatamos Superclean Vol. I y Vol. II, dos EP publicados durante dos años consecutivos, 2017 y 2018, convertidos en su primer álbum. 

The Marias es un quinteto formado en Los Ángeles, Su núcleo central lo componen María Zardoya, nacida en Puerto Rico y criada en Atlanta, y Josh Conway, ingeniero de sonido y baterista. Coincidieron cuando María se mudó a L.A y apareció en el Kibitz Room de Canter’s Deli donde Conway manejaba esa noche el sonido. Al finalizar su actuación la invitó a componer algunos temas. Desde aquel encuentro en 2016 no se han separado. 

En 2017 publicaron los singles “I Don’t You Know” y “Déjate Llevar”. Cuentan con la ventaja de tener la capacidad para componer en inglés y en español. Esto les permite ampliar los horizontes de su música, llegar al público estadounidense y latino dentro y fuera de sus fronteras. Una carta que no han dudado jugar en los dos EPs. Estos fueron acompañados de sus correspondientes videoclips en los que ya dejaron claro que si algo les iba a distinguir es la sensualidad con reminiscencias de los años 80. 

 

Superclean Vol. I contiene estas dos caras de una misma moneda y lo completan otros cuatro temas: “Basta Ya”, “I Like It”, “Only In My Dreams” y “Superclean”. Experimentan con diferentes estilos como dance en “I Like It” o rock psicodélico en “Only In My Dreams” que trae a la memoria los inicios de Tame Impala o a Cream. 

Editaron seis nuevas canciones en 2018 recogidas en Superclean Vol. II. Hay una evolución del volumen I al II, un tono más jovial y festivo, con ganas de celebrar la vida sin olvidar su carga de erotismo en todas sus creaciones. Abren con “Ruthless”, la predominancia de un saxofón emitiendo agudas notas exaltando la alegría de un reencuentro. “Hello, it’s nice to see you again / Did you miss me? / We’re meant to be friends / But it feels like a century”. Otra diferencia es la inclusión de una única composición en la lengua materna de María, “Cariño”, y no por completo, pero  recuerda a influencias latinas como Mon Laferte.

 

 

Tras la instrumental “ABQ” y la pausada “Loverboy”, se atreven con el R&B en “Over the Moon” y “Clueless” en dos tiempos diferentes. “Over the Moon” una balada entregada y apacible,I’ll be your baby / There’s nothing better I’d rather do”; “Clueless” coquetea con el funky.

Hasta el inicio de la crisis del coronavirus sabemos que se encontraban metidos en el estudio de grabación trabajando en su próximo larga duración. Mientras este llega, nos quedamos con “Jupiter”, rememorando esas historias que anuncian el final de un verano cargados de momentos para el recuerdo y anuncian un nuevo tiempo, como en el que ellos están sumergidos.