Reseña Lo Que Te Falta de Soleá Morente

En plena crisis por el coronavirus nos llegan rayos de esperanza gracias a la música. Mientras ayer, 13 de marzo, escuchábamos el anuncio de la proclamación del Estado de Alarma a partir del sábado 14 de marzo, se estrenaba Lo Que Te Falta (Elefants Records, 2020) el tercer álbum de la granadina Soleá Morente. 

Soleá Morente es la hija mediana del cantaor Enrique Morente. Su carrera en solitario comenzó en octubre de 2015 cuando debutó con su primer disco titulado Tendrá Que Haber un Camino (El Volcán Música, 2015). En este disco ya contó con la colaboración de J de Los Planetas o de La Bien Querida, con quienes vuelve a hacerlo para Lo Que Te Falta, figurando como co-autores. 

Nos encontramos ante el primer trabajo de la mano de la discográfica Elefants Records. Este es un disco con cortes que profundizan en su vertiente pop, abandonan, sin irse lejos, el mestizaje que caracterizaba a discos como Ole Lorelei (El Volcán Música, 2018), del que tan solo han pasado dos años desde su publicación. 

Lo Que Te Falta, álbum donde imperan la alegría y espontaneidad, ha sido escrito y producido junto a David Rodríguez, integrante de La Estrella de David, que además participan en dos temas, “Cocal-Cola” y “Tutti Frutti”. Este último tema lo comparten con Las Negris, José Bonaparte y Checopolaco. 

El crecimiento de la artista y su empoderamiento se manifiestan en temas como “Viniste A Por Mí”, con una voz contundente denuncia la traición de un amor que no supo estar a la altura de las circunstancias, o en la homónima “Lo Que Te Falta”, corte en que se desgarra para convencernos de que si nos somos felices con lo que tenemos, no habrá nada que lo consiga. 

El trío pop, con constantes referencias a los años 80 y 90, Cariño, compañeras de su nuevo sello discográfico, la acompañan en los estribillos de “Ducati” que reza “Papi, ya no quiero Ducati / Solo te quiero a ti / Si te pillo in fraganti / Te juro que te mati”. Destila frescura en sus ritmos rumberos acompañados de un distorsionado riff de guitarra, presente en bastantes de las bandas consideradas dentro de la new-age del pop español como los Carolina Durante o las propias Cariño. La otra colaboración la cierran en el que fuera uno de los singles de adelanto “Cosas Buenas”. 

“Cosas Buenas” tiene ese toque de suavidad, definida por la guitarra flamenca de Eduardo Pacheco Espín y la colaboración de grandes músicos como Víctor Iniesta, guitarrista de El Bicho o La Mari o Julián Méndez bajista de Los Planetas o Checopolaco, que también se refleja en la voz de las Cariño, con un tono aniñado y cálido, que recuerda a las tardes de primavera en el Albayzín, donde la brisa de la Sierra inunda las casas de sosiego y paz Su letra llega a recordarnos a un romántico poema que bien podría estar escrito por el mismo Lorca. 

Sus hermanos, Kiki y Estrella Morente, han participado en el disco. Kiki en “Pero Es De Noche”, ambos homenajean a su padre y su composición “Aunque Es De Noche”, compuesta a partir de versos de Juan de la Cruz. Las guitarras golpean con furia durante los dos minutos que dura, mientras Kiki susurra como segunda voz, recordando a la manera de interpretar de su padre. Estrella Morente aparece en la pista que cierra Lo Que Te Falta. Se titula “Condiciones De Luna”. Un cierre que te encoge el pecho, el melancólico piano sume en los sentimientos más profundos que cada uno llevamos dentro, evocando ese imposible que todos añoramos acariciar pero no acaba de dar sus frutos, fuente inagotable de sufrimiento. Al igual que su hermano, la hermana mayor aparece en forma de segunda voz y coros, acentuando el daño, ese tipo de daño en el que nos gusta regodearnos, porque al final se trata de un amor que de alguna manera nos alimenta el alma. 

Un cierra sublime a un disco cuidado hasta el más mínimo detalle. Soléa no se olvida de sus raíces, de su familia flamenca, ni del legado de su padre. Teniendo la capacidad de atreverse con la música que caracteriza su tiempo, pop edulcorado, al que ha dado vuelta de rosca, imprimiendo su carácter, delicado y fuerte, sensible y directo, madurez y sueños. Todo eso es Lo Que Te Falta.