Dorian en Málaga

Tras la dj session del pasado 10 de mayo en La Térmica, Marc Gili ha vuelto a Málaga y esta vez con toda la banda para presentar Justicia Universal, el último disco de la banda catalana. Un concierto que los malagueños llevaban esperando desde hace meses.

 

La noche en blanco de Dorian en Málaga

A pesar de los numerosos eventos de La Noche en blanco malagueña, el pasado sábado 18 de mayo, Dorian consiguió llenar la sala Paris 15 y regalar a un público de todas las edades su propia noche en blanco, más eléctrica y rock que nunca.

Ningún telonero, y una puntualidad perfecta: a las 21.15 se encendían las luces en el escenario y subía Dorian con su cargo de confeti, ya que nada más empezar el grupo decidió calentar el ambiente con un «momento confeti»; sonaba La Isla. El publico aprecia, y Marc y los suyos siguen con dos temazos más, Noches Blancas y Verte Amancer, una elección acertadisima, con la que la banda catalana se ganó la participación total de un público que no dejará de bailar y cantar en toda la noche.

dorian en malaga

 

 

Y de repente…Duele

En los conciertos, sobre todo en los conciertos «indie» las emociones, a menudo, son puro contraste. Estás allí, dándolo todo, has desconectado, Marc te está invitando a bailar y de repente tu cerebro hace boom. Una frase te ha impactado, te ha despertado de tu desconexión, y ya no estás viviendo el mismo concierto. Eso es lo que pasa en un concierto de la banda catalana, y esto es lo que pasó el sábado cuando sonaron temas como Algunos amigos, El Temblor, Cometas y sobre todo, Duele.

De repente te das cuenta que esas letras narran lo que tú tienes guardado en tu corazón, es como si Marc te conociera de toda la vida, Dorian es tu alter ego, y en ese momento de catarsis te dejas llevar, nuevamente, para dejarlo todo atrás.

 

 

«Nadie puede encontrarte, cuando huyes de ti. Nadie puede salvar a nadie, cuando duele así»

Grandes clásicos y reflexiones

Además de hacernos bailar e invitarnos a corear, Marc hizo mucho más. Varios fueron los pequeños momentos de reflexión que dedicó al público, todos acordes con la filosofía de la banda. Ha habido tiempo de hacer un guiño a la lucha para la protección del medio ambiente, tiempo para invitarnos a no rendirnos nunca, a perseguir un sueño, y tiempo para agradecer el público fiel de las salas, que consume música. Reflexiones que ha sabido insertar bien entre un gran clásico de los suyos y otro.

 

 

No han dejado nada al azar, todo estaba calculado, desde la perfecta puesta en escena, con luces y pantallas, hasta los 3 momentos confeti, pasando por el momentazo de los globos gigantes, que siguieron fluctuando en el aire hasta el doble bis que dio la banda, cuando después de despedirse volvió a subirse al escenario, una primera vez para tres temas más, y una segunda vez, cuando la sala ya empezaba a vaciarse, dejándonos todo embobados delante de una nueva versión de Tristeza, mensaje final perfecto para una banda que siempre nos invita a mirarnos dentro y a hacer autoanálisis.

Tristeza, la llevas dentro, 
cómo explicarte lo que sé que siento. 
Tristeza, se acaba el tiempo, 
y todas tus palabras se las lleva el viento. 

 

Queremos quedarnos a vivir en un concierto de Dorian

Marc, Belly, Lisandro, Bart y Victor se han puestos sus «trajes» de letejuelasnos y nos han invitado a un viaje A Cualquier otra parte. Málaga lo tiene claro, Dorian es uno de los mejores grupos que hay ahora mismo en el panorama nacional. Después de disfrutarlos en los festivales de media España ha sido un lujo poder vivir la experiencia Dorian en la sala.

¿Los temas más amados por los malagueños? Verte amanecer, La tormenta de arena y Los amigos que perdí.