carlos sadness en granada sound 2018

Comienza a ser una tradición volver de año en año a Granada para dar la bienvenida al otoño. Acompañada de 40.000 personas que consiguieron convertir en un evento espectacular la séptima edición de Granada Sound.

Lo venía comentando en publicaciones anteriores, Granada es una de las cunas de la música alternativa y así lo ha demostrado en Granada Sound 2018. Un festival consolidado al que solo le falta dar algunos retoques para convertirse en un indiscutible del circuito festivalero.

No obstante, no desvelaré nada antes de tiempo. Prefiero contaros paso a paso lo que fueron dos días rodeada de amigos, risas, buena música, bailes y una gran cantidad de recuerdos que se quedarán grabados en la memoria.

Primera Jornada Granada Sound 2018

El viernes llegué bien pronto al recinto de Granada Sound, ubicado en El Cortijo del Conde, para no perderme ni un detalle de la primera jornada. Abrieron el festival los granadinos Colectivo da Silva, ganadores del concurso Emergentes.

Bajo un sol de justicia, la joven banda ofreció muy buen concierto al público más atrevido que aguantó durante horas en el recinto hasta que cayó el sol. Estos chicos suenan bien y no me extrañaría cruzarme con ellos en varios festivales el próximo año.

Uno de los puntos más positivos que encuentro de Granada Sound es la colocación de los escenarios. Los dos principales están juntos, lo que permite no perderse ningún concierto. A la vez que es un incordio cuando tienes que cruzar entre miles de personas con cámara en mano.

elefantes granada sound 2018A las seis y media fue fácil llegar hasta Elefantes, más adelante os comentaré la odisea de cruzar entre el público en los conciertos más esperados. No tuve tiempo de ver mucho de Elefantes porque veinte minutos después tocaban The Vibrowaves.

Quizás no sabéis mucho de The Vibrowaves fuera de las fronteras valencianas. Este año han pasado por diferentes festivales. Son tan solo dos miembros, pero ellos se bastan para llenar un escenario completo y hacer vibrar al público.

Para mí el viernes fue el día “flojo”. Lo entrecomillo porque todavía me quedaban por ver Rufus T.Firefly, Niños Mutantes, Dorian (sabéis que no son mis preferidos pero no negaré que muchos de los asistentes el viernes estaban allí por ellos), Nancys Rubias, The Zombie Kids y We Are Not Dj’s.

Los dos últimos nombres me los perdí, pasada la actuación de Niños Mutantes decayó un poco la noche y volví pronto a casa. De la sesión que sí disfruté un rato fue la de Sendas Espirales, que puso a bailar a toda la carpa durante dos horas.

Rufus T.Firefly se salió, tal y como aclamaba el público deberían tocar en el escenario principal. Sin embargo, lo hicieron en el tercer escenario que consiguió darle la vuelta a la barra de RedBull de lo lleno que estaba.

Mando Diao fue el primero en tocar de los dos nombres internacionales que formaban parte de Granada Sound 2018. Estuvieron bien, no fue de los mejores conciertos que han dado en nuestro país. Lo que no impidió ver al público entregado durante su actuación.

Los Niños Mutantes tuvieron la acogida que se esperaba en su ciudad natal. Granada los ha visto crecer y formarse como la gran banda nacional que son a día de hoy. Tras ellos Dorian y Nancys Rubias, los últimos son dignos de ver en concierto. Ya sea solo por su puesta en escena.

Todavía estoy liada con las fotos, lo que no me veréis es liada con los vídeos. No pude grabar con el móvil. En el festival no hay carpa para prensa y me quedé rápido sin batería. Sé que la organización está al tanto de esto, por si acaso se lo recuerdo como asignatura pendiente para la octava edición.

Segunda Jornada Granada Sound 2018

El día grande (para mí) con Viva Suecia, Carlos Sadness, La Casa Azul, Full, Crystal Fighters… Sé que era un fin de semana en el que se celebraban varios festivales, esto debió influir en el reparto de artistas entre viernes y sábado, pero me pareció un poco descompensado.

Llegué a la mitad del concierto de Neuman y rápidamente tuve que prepararme para Rayden, porque flipáis la de gente que apareció en un momento alrededor del escenario. Es la primera vez rayden granada sound 2018que le veo en concierto y me sorprendió gratamente. Es de agradecer que sus letras tengan un significado, en el que la denuncia social está muy presente.

Ahora sí que os voy a comentar lo que pasaba para moverse de un escenario a otro y poder entrar en el foso. Imaginaos la situación. Dos escenarios pegados, entre los que podíamos pasar perfectamente porque los pasillos de los fosos estaban unidos. Pero no, nos tocaba cruzar entre la multitud.

Total, que el sábado vi la mitad de los conciertos en la punta contraria del escenario para llegar a tiempo al siguiente. Mereció la pena, porque pude fotografiar a buena parte de los grupos nacionales que más me gustan.

Viva Suecia, el año pasado dejó el listón muy alto, lo volvió a hacer. Se metió al público en el bolsillo nada más aparecer en el escenario y dieron el mejor concierto que he visto durante este año de los murcianos. Un placer tenerles tan cerca durante un ratito.

De Full me esperaba que pusieran patas arriba el recinto. Me gustó escuchar Zombis en directo, tiene más energía y garra que en la radio. Los sevillanos son una de las mejores bandas de las que se puede disfrutar en directo.

Carlos Sadness y La Casa Azul prepararon el terreno para el concierto de Crystal Fighters. Carlos apareció del Siglo XVI para traer su música contemporánea a Granada. En los últimos conciertos que le he visto, he reparado en algo que él ha comentado. A pesar de llenar festivales, su música no se suele escuchar en la radio.

La Casa Azul presentó a Granada los temas que formarán parte de su nuevo trabajo, llevamos bastante tiempo esperándolo y recordó algunos de los más destacados de su trayectoria.

crystal fighters en granada sound 2018Los Crystal Fighters salieron pisando fuerte escenario, con “I Love London”. Su escenografía es muy peculiar. Una estética ecléctica que acompaña a la perfección a sus canciones vivas, llenas de color y alegría. Cerró el festival Innmir, con broche de oro y nos dejó con ganas de vivir cuanto antes la octava edición de Granada Sound.

Hubo muchos más momentos divertidos, como el rato que Bitches Deejays compartieron escenario con Carlos Sadness o su propio concierto. En el que tiraron condones y fuerts, muy útiles durante un festival. Como prensa a veces no es posible abarcar todo lo que sucede en un festival.

Granada Sound 2018 me ha dejado buen sabor de boca y ganas de repetir. En mi calendario ya tengo anotada la fecha de la octava edición que será los días 20 y 21 de septiembre de 2019. Un año más nos veremos en El Cortijo del Conde, si me dejan, está claro. Saludos jovenzuelos, ¡Nos leemos pronto!.